El histrionico

Un espacio lleno de vacíos y mucha mucha soledad.

Name:
Location: Monterrey, Nuevo León, Mexico

¿Yo?¿Qué soy? Se aceptan sugerencias...

Wednesday, March 02, 2005

Cabellos Suicidas.

25 de febrero/2005


Cabellos Suicidas.

Puedo gastar 365 hojas más
de mi imbécil calendario,
para tratar de olvidarte.

Puedo esperar a masturbarme,
guardar las apariencias
para alguna otra ocasión.

Puedo bajarme en este instante
cortar la línea entre viaje/cortometraje,
comenzar a derrapar.

Puedo esperar
en medio de esta carretera,
y aun así
los 29 tráilers que acabo de contar
seguirán circulando sobre pavimento mojado,
y los cabellos suicidas
que se tiran desde mi cabeza
seguirán formando corazones abstractos
al caer en los últimos renglones
de este poema.

Puedo,
y sin embargo
me estoy quedando calvo.

El amor escoge a sus pendejos.

25 de Febrero/2005


Como dijo el señor Alvarado “El amor escoge a sus pendejos”.

Según inteligencia británica
e sido traicionado por unas páginas en blanco.

Según el vaticano
bautizado por romanos homofóbicos.

Según el pop adulto
carburado por la primavera.

Según el tiempo,
solo un pasajero en aventura.

Según viejos amantes,
no merezco estar tan solo.

Según tu,
incapaz de remplazar a tu pasado.

Según yo,
un escritor de segunda.

De acuerdo a una bola de pendejadas
concluyo me estoy enamorando.


Firma: Un pendejo más.

Lágrimas, luego líneas.

03 de Marzo/2005

Lágrimas, luego líneas.

Anoche una conclusión mas,
Esta rebanada de pizza tibia
no va a calmar
la ansiedad de una luna
que me ha visto comer tus huesos
hasta envenenarme.

Hoy un recuerdo menos,
Una metáfora inconclusa
fracturando a un niño pobre
con hambre
en el cruce
de mi oxidado insomnio
fumando marihuana,
muriéndose de sed.

Mañana tintes de nostalgia
que imaginaran tus
frías nalgas
en la perversión
de la ultima vela
quemando inocentes fobias,
que atizarán malos amores
en algún otro poema.

Volviendo a ser tranquilo y obediente,
juego con mis dedos
en un metro cuadrado de lágrimas,
y de momento existe el tiempo
para sacarle la vuelta un rato.

Apagaré la luna,
para ya no verte.