El histrionico

Un espacio lleno de vacíos y mucha mucha soledad.

Name:
Location: Monterrey, Nuevo León, Mexico

¿Yo?¿Qué soy? Se aceptan sugerencias...

Wednesday, February 23, 2005

Patología canta autora

23 de febrero/2005


Patología canta autora.

Canto una canción de peligro en mi cabeza,
en la frontera de mis límites
regreso a mi lugar de origen,
de la realidad a la profundidad
de la patología a lo intelectual.

Síntomas de mi enfermedad
los últimos rostros de la noche.

¿Que veo si no me gusta lo que veo?
¿Qué hago si no me gusta lo que hago?
Anestesiarme el corazón

Ir al revés de la razón,
caminar de espaldas,
negarle un día mas al alba,
dejar caer el alma
en un colchón siempre esperando.

Así se me va la vida soñando
anestesiando el corazón,
así se me va la vida cantando
anestesiando esta canción.

Yo

Tuesday, February 22, 2005

Síntomas de un silencio habitual.

Fecha: Un día después/de amanecer contigo.


Síntomas de un silencio habitual.

La resaca empezó a circular con velocidad,
Y esta salud mental mía,
hoy pasó a ser propiedad ajena
o fue anoche?

La locura de esa noche,
solo trata ansiosamente
transmutarse en 100 palabras,
o sacar lo último de sal amarga por los ojos.

Salud mental,
que se me escapa de las manos
por culpa de mi culpa,
por culpa del alcohol,
por culpa de tus genitales,
que no generan más amor.

Mi mente,
pasó a perderse en otra mente,
que si miente? Yo que se...

Muerte civil,
salud y mente, gente
en mí no van unidas,
mente, salud inerte,
y mi conciencia solo mira.

Esta salud mental mía,
hoy pasó a ser propiedad ajena.
O fue anoche ?

Tú contesta mi pregunta.


El insano.yo

3.45 a.m.

21 Febrero/2005 Enero

Oscar:

Solo la puta luna sabe a donde voy en este momento, que mejor que sea ella a que sean tus labios , y que mejor sentirte de noche y dejar de sentir al mismo tiempo.

Si te quedas dormido y ya no me encuentras , no te preocupes, fue una decisión muy meditada, te dejo la hora exacta en que me e despedido de ti para siempre, para que no te compliques en averiguar cuando decidí irme al paraíso a causarle más problemas. (aqui ya no me aguantaban ni tus adicciones, mucho menos tu desprecio)

Me despides del sol cuando lo veas, le dices que digo yo que es un maricón, porque nunca me regaló nada bueno.

Nos vemos.


3.45 a.m.

La noche es la mejor prostituta
que complace mis deseos mas callados.

Recuerdos de un intento
ponen precio a tu desprecio.

La sangre es mas roja,
sobre el suelo blanco de mi baño.

Llueve "coca-cola"
toda la madrugada,
nada puede obligarme
a dormir ahora.

El envase de cristal,
nos ha traicionado a todos
frente a mi nariz
literalmente.

Dosis de esquemas industriales,
grafican el vacío efímero.

Una bandaba de urracas,
grita canciones de cuna
a tan malhumorado insomnio.

Una sola idea,
babea sobre la almohada
ya casi inconciente.

Y ni aun en mis delirios mas insanos,
puedo olvidar tu desprecio.





Firma:
El autor intelectual.

Retazos de un eco fatídico.

Algo de Enero/2005


Retazos de un eco fatídico.

Una navaja oxidada,
que pronuncia mas la sombra de mi muerte,
empaca un poquito de hemofobia,
para saltar riendo por la ventana de mi baño.

Una bronquitis reservada
que parece mas glaucoma,
renuncia hacer el amor a oscuras
en la lluvia ácida de algún hospital psiquiátrico.

Un cigarro resfriado
que simula ser mi amigo,
escucha tragedias inéditas
en la desesperada ausencia de un latido.

Una copa de burbujas
que parece mas espuma de mis lágrimas,
dicta palabras a la incoherencia
que se niega a dejar de escribir temblando.

Las alucinaciones auditivas
podrían ser subliminales.

Tiembla una voz en la distancia,
se obstina en que los suicidas
carecemos de valor
y yo me voy por el lavabo.

Oscar Casgo.

Los huesos también sienten.

22 de Febrero/2005

Oscar:

Tantos sentimientos encontrados, tantos sueños, tanta soledad, tantos bocetos, tanta tristeza, hoy se reducen mis palabras a un poema, mejor después hablamos.


Los huesos también sienten.

Si tan solo pudiera soltarte,
dejar a un lado esta dualidad mía
de un si y un no desesperado,
emociones en contra de todo
en contra mía y de mi de mi falso espejo
yo y yo mismo me confundo,
no me encuentro entre las pocas ganas de seguir despierto.

Cerrando mis tristes ojos,
cansado de ver estas paredes que me atrapan desde siempre,
(infancia, realidad, fantasía efímera )
y no me dejan ver más allá de esta ventana.

Nostalgia, confusión, cigarros e identidades falsas,
todo para mí en la madrugada,
para mi que no se que es lo que soy, lo que siento.
lo que pienso y dejo de pensar
lo que busco encuentro y no lo veo
lo que encuentro veo y dejo pasar.

Si tan solo pudiera encontrar una manera de huir, escaparme
caminar a ciegas en la nada, en el silencio, en el espacio
en un hoyo negro o blanco, en donde sea.
En algún precipicio sin final, y sin principio
sin privarme de tirarme.

Porque yo existo solamente en privado
en la noche que me abraza y me golpea
la que no contesta mis preguntas,
enigmas de aquí adentro y allá afuera,
míos y de todos, todos y de nadie.

Complejos, mentiras, traiciones,
sangre intelectual del mundo,
lágrimas de un rincón desconocido en mi cabeza,
que manchan de tinta oscura estas heridas que no comprendo,
que no se van.

Si tan solo pudiera soltarme
dejarme ir, despedirme de estas hojas
que no encuentran nada entre mis fríos huesos,
solo un vacío humano, mi vació existencial,
y mi existencia estúpida.

Si tan solo pudiera ver claro,
seguir las pistas, darme cuenta de que no hay una salida
en esta telaraña terrenal, donde tierra es lo que como.

Reír, llorar, seguir o detenerme, perder…
Perderme para siempre en el secreto de la vida,
en el regalo de la muerte.

Nunca hay respuestas válidas,
las palabras se limitan por la nada,
la nada que solo es nada,
que no nada y se ahoga en el alcohol.

Lo que sea es bueno y nada es todo,
todo por vivir en el silencio,
sin que nadie me moleste,
a solas sin este cuerpo que no es mió,
sin ideas que dan miedo
y miedo que da más ideas.

Si tan solo pudiera vivir sin el yo mismo
el yo interior, alma, espíritu, fé , fuerzas,
ganas de luchar, ganas de rendirse.

Sin tan solo pudiera vivir sin ser yo.

Si tan solo pudiera dejar de vivir, estar muerto,
jugaría a ser feliz eternamente
aunque no fuera cierto
y le gane al corazón.




Sin atención:
El humano de Mi.

Monday, February 14, 2005

Nota a mi tristeza

14 de Febrero/2005

¿Que hace un verdadero amante el 14 de Febrero?

Imagino estás pasando este día con alguien mas (como de costumbre), yo aquí estoy solo (para variar), pensando en cómo hubiera sido este día si estuviéramos juntos, lo mas probable es que estaríamos mojando algunas sabanas de un motel de 4 horas con tu sudor frió y mi corazón emocionado, algo por el estilo.

No e salido a la calle, el sol esta que arde como para volver cenizas a todos los solitarios, por instinto puse un poco de papel periódico en las ventanas de mi cuarto, como si hoy hubiera un eclipse; Hay una fotografía muy clara de mi madre cubriendo todas las ventanas de la casa cuando tenia unos 6 años, para no poder voltear la vista al cielo y ciego quedarme, así me siento hoy, incapaz de verte.

Soy un vampiro y si salgo muero.

Recuerdo este maldito día años atrás, la mirada triste en la gente se nota más que cualquier otro del año, se ve un poco mas oscura, puedo reconocer fácilmente quien esta llorando por dentro, sangrando soledad por una herida abierta en el pecho, tanto sufrimiento me agota y el exceso de felicidad me contamina, mejor me quedo quieto frente al ordenador y te escribo una carta más de las que probablemente nunca te enviaré.

Como te dije no hay nada de luz en mi cuarto, pero aun así me es tan sencillo hacer uso correcto de mis ojos. ¿Sabes a quien me encontré sobre la cama? ¡A mi tristeza!, ella si me vino a visitar. Estuvimos platicando un poquito de ti entre otras cosas, después hicimos el amor, pero la muy cabrona se quedó sorda cuando empecé a gritar justito antes de acabar de follarmela, le tuve que dejar una nota para no verme mal educado, y darle gracias por sus servicios, ¿quieres leerla? Bueno aquí va.

Nota a mi tristeza.

Te encontré violada en la soledad
gracias a un pendejo
que no era tan complejo,
solo jugaba a hacer poesía.

Te encontré llorando aquí en mi pecho,
atormentada por la realidad,
realmente recuerdo
como llorabas hasta caer dormida.

Morías… y más moría yo al verte,
solo quería entenderte
sin afán de entretenerte,
sin intención de molestar.

Presente?
me sabe más el pasado,
que qué ha pasado?
algún crimen planeado
a tu atrevido corazón.
Y es que ya van tantos
… tantos intentos
que no intento exagerar
si este poema se suicida.

Te encontré acostada aquí en mi almohada,
cubierta en sabanas de lágrimas,
soñando…
escribiendo y recordando,
en círculos de sal
en círculos de sol
rogándole a la luna, a los días
a dios , al infinito,
una oportunidad más
algún otro momento,
algo, algo, algo más,
o un recuerdo menos.

Te encontré y no puedo soltarte,
me costó trabajo encontrarte
... arte, me harto de olvidarte,
y follarte entre mis hojas
solo es cuestión de arte.


Sin mas que decir, me despido con un beso y una mordida en tus labios, para que te acuerdes de mi cuando te duela el alma.


Siempre triste,
Oscar.

Sunday, February 13, 2005

Hay una astilla en el silencio

05 de febrero/2005

Hola, hoy te escribo este poema porque encontré tus bragas bajo mi almohada, tenían intenciones de violar mi sueño y/o/ú insomnio, lo que sea, asi que opté por esconderlas en el fondo de mi closet, detrás de unas películas pornográficas que no e podido tirar a la calle todavía, es más, están justo a un lado de la primer carta que me diste hace 3 años, te acuerdas? eso espero.
Bueno solo quería dejar bien claro donde estaban, por si llegas a venir por ellas y no estoy.

Me retiro... a ver si cuando regreses a recogerlas de pasada me traes un chocolate, o alguna película porno para anexar a mi colección,¿ vale ? Te dejo con tu poema...
Hay una astilla en el silencio.

Definitivamente no hay mas marcha atrás
que la que tú me das cuerda,
mis poemas lo comprueban, regresaron,
tienen las mismas faltas ortográficas
que olvidaste corregir
hace 6 meses.

Mi calendario esta estancado en tus labios
y la soledad en mis ojos que te observan.

Hay una astilla en el silencio,
nunca siento lo que pienso,
no te despierto.
Me desquito con el cuadro
que solía gustarme tanto,
así no pierdo tiempo
en limpiar evidencias homicidas
a causa de un secuestro.

Duermes y despiertas,
mientras...entre risas y lloriqueos
te escribo las líneas más estúpidas de mi vida
y tu no te das cuenta.

Soy un gran estúpido
en pensar que hoy si te quedas.

Carcajadas por segundo
al volverte a ver sobre mi cama.

Ironía...un millón de lágrimas
fecundan mis pupilas
al notar que una de tus manos
es mía y del momento.

Lento... que no hay prisa,
que me guardo la saliva
para que esto dure tiempo.

Tiempo, solo pido al universo,
un cigarro envenenado
para fumarse este silencio,
pretender no pasa nada
cuando te marchas por mi puerta
y mi ilusión por la ventana.

Firma:
El que se queda aqui.

Una carta a Oscar

13 de febrero/2005

Oscar:

Al despedirte encontré una puerta atrás de mi ventana, exactamente donde estabas respirando unos minutos antes de marcharte,
como me conoces tanto sabrás que me ganó la curiosidad, y no pude evitar acercarme a husmear un poco, necesitaba resolver aquel misterio, o al menos echar un vistazo.

¿Sabes que era? ¡Una mas de esas entradas al infierno de las que tu y yo pasamos noches enteras hablando. ¡Justo a mis espaldas! ¿Que suerte no crees?, Tienes que venir a conocerla.

Al abrirla el frío de la oscuridad besó a mis manos, sudé las gotas mas heladas en toda mi existencia, recuerdo como me asfixiaba la idea de nunca haber echo el amor 10 mil veces, no haber escuchado latir el corazón de los hijos que nunca tuvimos, quebrarme hasta los huesos con uno de esos besos que significan algo más, ya sabes…ese tipo de cosas de las cuales nos quejamos todo el tiempo por ser meramente humanas.

No me atreví a cruzarla, lo acepto, me sentí un humano y esta vez tu morbo psicológico no sirvió de nada, me faltó valor o algunos tragos mas de whisky para hacerle caso a mis impulsos.

En fin...Tengo que irme, Leticia esta llorando porque se siente sola, necesita compañía, y solo yo soy el único que sabe inyectar en esta casa, hay que regresar a la realidad aunque uno no quiera, ser parte de la rutina.

Espero verte pronto, Cuídate.

Atentamente:
Tu otro yo, Oscar.